CUMPLEAÑOS 3

A pesar de que tengo muchas cositas pendientes que contar, hoy mi corazón rebosa de alegría porque hace tres años nació la musa de este blog.

Como cada año la carta, la cual espero algún día lea: 

Pero a ti quién te dijo que podías crecer tan rápido, Mi Cositica Rosa?

Tres años de que llegaste a nuestro mundo, haciendo este mejor, lleno de retos y felicidad.

Este último año como lo he disfrutado mi corazoncito de melocotón, tu curiosidad ante lo nuevo, tu picardía, siempre tan cariñosa, tan independiente, simpática y graciosa. 

Quisiera poder parar el tiempo para disfrutarte aún más pero tengo que enseñarte todo lo que pueda, guiarte por buen camino, hacerte fuerte para que puedas enfrentarte con valentía a todo aquello que te presente la vida pero sobretodo hacer todo lo que este de mi lado y más para hacerte feliz. 

Princesa Sofía hoy te deseo muchos días felices, muchas horas de juego, risas y alegría, muchos cuentos para contar por las noches, muchos sueños bonitos, muchos días saludables, muchas canciones para cantar y bailar juntas, muchas ideas originales para compartir y jugar, muchos besos y abrazos de osos para endulzar nuestros días, muchas bendiciones, mucha luz, mucha paz pero sobretodo, mucho pero mucho amor.

FELIZ TERCER CUMPLEAÑOS CARIÑO MÍO! 

Te amo hasta las estrellas y mucho mucho mucho mucho más

Mamá 


Besitos!

Raquel Díaz Ureña

Madre 24 horas

ROMPIENDO REGLAS 

Hoy fue un día demasiado especial para mí y para mí Cositica Rosa, ustedes pensarán que tendré algún motivo por lo que hice pero que va, un vez al año que rompamos las reglas no hace daño.

Muchas veces me enfoco sobremanera en cumplir sus rutinas diarias (las creo importante para los niños/niñas, les brinda seguridad ante el día a día) y es por esto que intento siempre seguir este ritmo, a veces me hace ser dura quizás.

Pero hace unos días aunque procuro que no sea así, me dí cuenta que prometía a la Cositica Rosa algunas cosas, como ir a la piscina después de la siesta o algún sitio y luego no cumplía por seguir sus rutinas o siendo aún más sincera porque me olvidaba (Cosa está, que me parece gravísima).

Hoy recordé que me pidió ir a la piscina del Colegio, cuando volviera por ella y le solté un OK, para que se quedara y me fui.

Así que justo cuando iba a buscarla me acordé y como ya antes lo había pensado de lo mal que en alguna ocasión había actuado, decidí empacar la comida, llevar sus cosas de la piscina e ir por ella, llegué al Colegio como cualquier día y en vez de irnos, nos fuimos directo a la piscina y le explique el porque estábamos allí y que íbamos hacer y su cara de felicidad no puedo describirla, fue tan emocionante para mí, ya que a su edad pensé que no lo entendería.

Le había explicado que duraríamos solo una hora porque luego teníamos que ir a casa a dormir la siesta y lo entendió y no hubo el más mínimo llanto para irnos.

Ella fue feliz y a la vuelta todo siguió el curso de sus actividades y esto no cambio nada de su día a día.

Viviendo un día a la vez! así fue 🙂

Besitos!
Raquel Díaz Ureña

Madre 24 Horas

CAMBIOS EN LOS NIÑOS EN UNA EXPATRIACIÓN 

Inician muchos cambios y con estos trae consigo cambios de hábitos e incluso de conductas en los pequeñines de casa y aunque me trataba de convencer que de más pequeños menos les afectaba, me doy cuenta que en mi caso no ha sido así.

Cuando dejamos nuestra casa, tuvimos que con el corazón en mano y los ojos llorosos dejar hasta nuevo aviso a un integrante de nuestra familia “nuestra mascota Ron”, el que nos conoce sabe lo importante que es para nosotros.

Seguir leyendo

NIÑERAS, NANAS O AYUDANTES SON BENDICIÓN DE AMOR

Escribo sobre estas maravillosas personas que nos ayudas con nuestros peques, porque hace poco mirando instagram, vi que Larimar Fiallo de La Casita de Lari comentaba en su programa de radio sobre las “nanas”, “niñeras” o como quieran llamarles, con un punto de vista muy acorde al mío.

Pero me sorprendió sobre manera como le bombardeaban su post con comentarios variados, algunos a favor y otros en contra (justo, no?).

Seguir leyendo